La despedida de soltera de Kate Moss

Kate Moss ya sabe cómo celebrará los últimos días de su soltería. La modelo está planeando una «juerga» con bailarinas de burlesque en la que ella misma cantará, y ha elegido el Hotel Ritz para ello por una simple razón: les permitirán fumar en su interior. La boda entre Kate Moss y Jamie Hince tendrá lugar el próximo julio, por lo que la pareja tiene unos pocos meses para ultimar los preparativos del enlace… y de sus respectivas despedidas de soltero.
Desde luego, la modelo no ha perdido el tiempo en estas tres semanas que han transcurrido desde la propuesta de matrimonio, y ya sabe cómo celebrará sus últimos días de soltería.
Rodeada de «sus amigas Sadie Frost, Beth Ditto, Alexa Chung, Alice Dellal y Janelle Monae», la joven organizará una gran fiesta en junio en el Hotel Ritz de París, porque «les permitirán fumar en el interior y sus responsables le han dicho que organizarán todo».
Según recoge Contact Music, Moss «va a esforzarse por celebrar la mejor fiesta hasta la fecha», y, dado que es «la máxima hedonista», quiere «reflejar eso en su juerga».
Así, su despedida de soltera estará ambientada «en un cabaret de los años 30, con bailarinas de burlesque en jaulas y un gran piano con el que Kate entretendrá a sus huéspedes» cantando.
Aparte del ambiente de lujo del Ritz parisino y su permisividad con el tabaco, Francia es un país muy especial para la pareja, que lo ha tenido siempre presente en sus planes de boda.
Moss y Hince pensaron incluso en casarse en dicho país, pero las leyes francesas les exigían vivir al menos 40 días en su territorio para poder pasar por el altar.